Páginas vistas en total

sábado, 30 de octubre de 2010

¿A usted le gusta "mamar gallo"?

Si algo nos caracteriza en Venezuela es ese humor a flor de piel. Esa perenne jodedera organizada o desorganizada, que hace que en nuestra tierra se respire ese aire de "nada en serio todo en broma". El vacile en Venezuela es casi el deporte nacional, a tal punto que nuestros mandatarios nos vacilan cada rato y nosotros para no caer en depresión, inventamos chistes para verle el lado amable a semejante irrespeto.En conclusión, somos todos unos "mamadores de gallo" sin remedio. Pero ¿a qué se refiere esta metáfora tan interesante?.Algunos estudiosos - o tal vez deba decir ociosos- ya han disertado sobre este tema. De hecho, muchos han concluído ya que esta expresión no es de orígen Venezolano, sino posiblemente Colombiano o Salvadoreño. Saque Ud sus propias conclusiones luego de leer las líneas que siguen.

Comencemos analizarlo así como lo estudiamos en el colegio: ¿cuál es el objeto directo? ¿qué es lo que se mama? ...aja! me gusta como está pensando, pero no se me distraiga Ud, la respuesta es "gallo". Pero se imagina usted a alguien mamando un gallo? ¿qué le mama? ¿será la cresta? porque el gallo no tiene tetillas, su pene no lo llevan fuera del cuerpo.

Bueno, en las peleas de gallo se puede observar en ocasiones al criador literalmente chupar el pico el gallo herido con el propósito de evitar que el animal se ahogue por coágulos de sangre causados por las heridas internas. Pero es difícil o casi imposible asociar esto al vacilón o la echadera de vaina.

Entonces "gallo" es una figura que muy probablemente representa otra cosa en esta expresión y no directamente al animal. Depende de donde Ud. esté en el continente, gallo puede ser utillizado para referirse a alguien muy exitoso o habilidoso. Gallo, también puede ser usado para referirse a alguien típicamente muy estudioso e inteligentazo pero con pocas habilidades sociales, tipo "nerd" o "ñoño". Gallo, también puede ser un cambio repentino del tono de voz mientras se habla o canta, lo cual es típico de la pubertad. Y hablando de pubertad, mientras para los gringos el "willy"[pipicito] del niño varón se convierte en esa etapa de la vida en "cock"[gallo], por los lados caribeños de Latinoamérica a las niñas se les convierte su genitalia en "gallo" ¡si! chicas, así lo como lo oyen: g-a-ll-o. Después de todo, tampoco es tan raro que se diga que se le llame como a un animal, pues eso de darle nombre de flora y fauna a los genitales masculinos y femeninos es como un afán latino americano, y así tenemos: anaconda, gusanito, paloma, almeja, conejo, gallo, y ¡pare de contar!.

Pero antes de proseguir, asegurémonos que los gringos y la CIA no tienen nada que ver con esto. Ellos utilizan una expresión que es traducción literal de mamador de gallo (cocksucker), pero lo hacen para referirse muy despectivamente a alguien (un hombre) que es un despreciable, mal-nacido, non-grato. Es un insulto fuerte pues hiere el ego del macho heterosexual, pero esto ciertamente no tiene nada que ver con ser un jodedorcito vacilador, así que puede quedar descartado.

Ok! "me gusta el cunilingus" dirán algunos lectores (y lectoras), ¿y?. Bueno, ciertamente esta práctica está relacionada con el acto literal de "joder" (tener sexo) , pero los estudiosos ociosos del tema -y también Clinton- nos dicen que la cosa no va 100% por ahí. Debemos saber que esta expresión de "mamar gallo" se usa desde hace bastante tiempo, y que el cunilingus, que hoy es para muchos de nosotros algo perfectamente común, en el pasado era visto o interpretado de otra forma. Por un lado tabúes de todo tipo hacían de esto algo no muy practicado, mientras que por el otro, el hombre que se tomaba el tiempo de andar en "eso", estaba cubriendo alguna deficiencia o incapacidad. O sea, el mamador de gallo era alguien que entraba en acción, y mientras se esperaba que hiciera el chaca-chaca, resulta que terminaba haciendo otra cosa -totalmente inesperada- para satisfacer a la mujer. Se cree entonces que la expresión nació para describir a alguien que no hacía lo que  había dicho o se suponía que debía hacer (ejemplo: pagar una deuda), alguien que engaña o irrespeta, y que por ahí derivó en alguien que anda en la echadera de chistes, la burladera, etcétera.

Ya para cerrar, si aquello no tiene plumas, ni pico ni espuelas, ni canta por al mañana, ¿qué parecido tiene con un gallo? Yo digo que mejor no hablemos de si se parece  o no se parece a un gallo y simplemete aceptemos que es así por allá por el Salvador y por Colombia... aunque seguramente a Ud le pase lo mismo que a mi: el jueguito del "cuento del gallo pelón" jamás volverá a ser lo mismo. [por: Ricardo Lárez]

2 comentarios:

  1. http://www.viajeros.com/foros/la-casa-de-las-palabras/palabras-q-tienen-un-significado-distinto-en-otro-pais?pagina=9

    ResponderEliminar
  2. Hablando con un eperto en peleas de gallo, hay varias razones para chuparle la cabeza al gallo: refrescarlo, descongestionarlo de sangre (como se mencionas en mi entrada del blog), matarlo, cegarlo o darle alcohol. Luego actualizaré la entrada para expandir más sobre este punto.

    ResponderEliminar